viernes, 12 de septiembre de 2008

OLIVERIO GIRONDO



“Nocturno”


Frescor de los vidrios al apoyar la frente en la ventana.
Luces trasnochadas que al apagarse nos dejan todavía más solos.
Telaraña que los alambres tejen sobre las azoteas.
Trote hueco de los jamelgos que pasan y nos emocionan sin razón.
¿A qué nos hace recordar el aullido de los gatos en celo,
y cuál será la intención de los papeles
que se arrastran en los patios vacíos?
Hora en que los muebles viejos aprovechan para sacarse las mentiras,
y en que las cañerías tienen gritos estrangulados,
como si se asfixiaran dentro de las paredes.
A veces se piensa,
al dar vuelta la llave de la electricidad,
en el espanto que sentirán las sombras,
y quisiéramos avisarles
para que tuvieran tiempo de acurrucarse en los rincones.
Y a veces las cruces de los postes telefónicos,
sobre las azoteas,
tienen algo de siniestro
y uno quisiera rozarse a las paredes,
como un gato o como un ladrón.
Noches en las que desearíamos
que nos pasaran la mano por el lomo,
y en las que súbitamente se comprende
que no hay ternura comparable
a la de acariciar algo que duerme.





O. Girondo

Buenos Aires, (1891-1967)








10 comentarios:

Monotributo dijo...

Oye guapa, ¿sabes quien formó a Pablo Neruda?, pues fui YO, el INSIGNE LITERATO UNIVERSAL, YO, la modestia hecha perfección de estilo y métrica, YO el que en 1927 desvió hacia Plutón el vapor que llevaba de Valparaíso a Rangun al joven consul chileno. Era bastante bruto pero gracias a tenerme a MI como Supremo Maestro de a poco lo fui sacando bueno al masita trasandino. Fui YO, el Gran Monotributo, el GENIO del gerundio y la paráfrasis, el Adonis romántico de las Galaxias, el que le permitió que plagiara versos de mi autoría como estos:
... Mujer, ámame, anhélame
Oh dueña del amor, en tu descanso
fundé mi sueño, mi actitud callada.
... siento arder tu regazo y transitar tus besos
haciendo golondrinas frescas en mi sueño...
Esos versos son para tí mimosona, no es necesario que los agradezcas, los DIOSES somos así, magnánimos y generosos con los mortales. Se que he perturbado tus íntimas humedades...goza el momento

Nocturna dijo...

Monotributo:

No has pertubado absolutamente nada, pero tu extrema modestia ficcionalizada me hizo reir un poco.
Tendría que esperar a que te quites tanto glamour para gozar verdaderamente del momento.

¡Saludos fronterizos!

AleLo dijo...

HOOOOLA VECINA!!
vengo a maullar en sus tejados y a invitarla al mio!!!
Un beso y arañazooo!!!!!!!!!!!!!

Nocturna dijo...

¡Bienvenida, Alelo!

Iré a visitar tu tejado aunque tenga maullidos mudos.

Un abrazo local

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, es un verdadero placer llegar a este hermoso espacio. Te felicito y te invito al mio:

www.mandalaspoemas.blogspot.com

Desde Barranquilla, Colombia te envío un abrazo.

Víctor

Nocturna dijo...

Gracias por la invitación, Víctor...

Besos!

Viktor Gómez dijo...

Girondo trae siempre en su verso
una carga submarina
que en cualquier reslectura
puede hacer saltar por los aires
nuestras más concienzudas
intuiciones poéticas.

Es grande, vaya que si.

Un beset

Víktor

Nocturna dijo...

Me alegro que lo disfrutes, amigo.

¡Besiños!

(:

Javimetal dijo...

Ufff... No había leido nunca este texto de Oliverio. Me encantó como describe la intimidad de cada cosa inanimada otrogándoles vida. Genial.
Saludos.

Nocturna dijo...

Me alegra mucho que te guste, Javi...

¡Un abrazo desde el norte!